Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Agosto 2014. Echando la vista atrás y haciendo balance

10 septiembre, 2014 | Por |

El 2 de septiembre dejamos la aldea de Enampore rumbo a Gambia, para volar a Barcelona y luego regresar a Madrid. El 28 de agosto se fueron los últimos viajeros, con los que compartimos unos días intensos y emocionantes durante este mes de verano.

Afortunadamente nadie se puso malo y pudimos desarrollar los talleres de fotografía, informática y textil y muchas otras nuevas actividades sin dificultades. Durante este mes de agosto nos hemos esforzado para dar continuidad a los proyectos en marcha y para crear unos nuevos, intentando que la cooperación con la comunidad rural de Enampore vaya creciendo y sea beneficiosa para el mayor numero de personas posibles. Estos son los resultados alcanzados.

Talleres de fotografía, informática y textil.

Este año se han beneficiado de los talleres más de 60 niños y mujeres. El taller de fotografía contaba con antiguos alumnos, que han mejorado su formación y han empezado a conocer la técnica del retrato gracias a las clases de 3 maravillosos fotógrafos: Víctor Mohedano, Anabel Mera y Goyo Romero. Contamos con su apoyo para organizar una subasta benéfica en Madrid de las mejores fotos  y poder así seguir con los cursos de formación.

El taller de costura, llevado a cabo por Yolanda Pereñíguez, una barcelonesa afincada en Ziguinchor, ha sido un éxito rotundo. Las nuevas alumnas, jóvenes de entre 12 y 20 años, han sido asistidas en su aprendizaje por algunas de las antiguas alumnas del año pasado, que las han guiado paso a paso en su formación. Del taller han salido bolsos, fundas para gafas, bolsas para botellas de vino, mochilas y otros productos que intentaremos vender en España según los principio de Comercio Justo, para mejorar la economía de la comunidad local.

Mónica Moyano y Amparo Villar en la primera parte de agosto y Paz Díaz y Javier Polo en la segunda parte, asistidos en las traducciones por nuestro profesor local de español Salimina, han llevado a cabo el taller de informática. Nuevos alumnos y alumnas han podido descubrir el mundo de Internet y las maravillosas nuevas vías de comunicación que nos ofrece.

Salomé Caballero y Mercedes Angulo han sido nuestras todo terreno, desarrollando actividades variadas, desde preparar los juegos para entretener a los niños, hasta la selección de ropa y zapatos para la tienda que hemos inaugurado en la Casa de las Mujeres. Pero su principal esfuerzo se ha centrado en su trabajo en el centro de salud de Enampore donde, en menos de dos días, se han podido curar a más de 90 niños.

La casa de las mujeres

Los trabajos en la Casa de las Mujeres prosiguen sin pausa. Este año, además de la pintura y del techo en madera, hemos construido y colocado las puertas, las mosquiteras y las ventanas. Hemos limpiado y rehabilitado los aseos, quitado las hierbas del jardín, preparado el terreno para la huerta y traído los muebles donde se guardarán todos los materiales de los talleres y de la ludoteca. También hemos inaugurado con éxito el primer mercadillo para los habitantes de Enampore. Aquí, todo el mundo puede adquirir aprecios simbólicos ropa y zapatos, sin tener que viajar hasta la ciudad. El dinero recaudado irá destinado a los gastos de mantenimiento de la casa.

Fondo médico

Este año, debido al gran numero de niños afectados por enfermedades más o menos graves y que siempre se repiten en la época de lluvias, hemos hecho una convocatoria para sufragar los gastos médicos y hemos recaudado el dinero suficiente para curar a más de 90 niños. Gracias al apoyo de amigos y colaboradores, vamos a poder empezar una campaña en la que durante todo el año escolar, los niños de Enampore y de la aldea cercana de Seleki van a recibir tratamientos gratuitos en sus centros de salud dos veces por semana.

Apadrinamientos

También hemos puesto en marcha los apadrinamientos para esos niños que necesitan cuidados más costosos, como Assan, que tiene que ser operado urgentemente de una hernia. Los padrinos cubren con sus cuotas mensuales una parte de los gastos médicos y reciben a cambio información detallada, fotos y recibos médicos de sus ahijados.

Ha sido un mes intenso, lleno de momentos emocionantes, muchas risas y alguna lagrimita. Personalmente, este tiempo transcurrido en Enampore nos ha dado la posibilidad de conocer a gente maravillosa que ha decidido viajar con nosotros y colaborar de esta manera a mantener vivo el proyecto. A ellos, a nuestros viajeros y viajeras, va nuestro agradecimiento más sincero. También hemos tenido la oportunidad de pasar más tiempo con nuestros niños, a los que vemos crecer y progresar de año en año y a los que estamos unidos ya para siempre a través de un vinculo inseparable. Y por ultimo la cultura de la gente de la Casamance, que no deja de sorprendernos, año tras año, con sus rituales, su alegría y sus contradicciones. Dejamos Enampore con un poco de tristeza, pero seguros de que volveremos muy pronto para seguir compartiendo más experiencias y nuevos retos. Bignatié. Hasta pronto.

Comentarios

  1. mercedes

    Nunca podré agradeceros lo suficiente la gran oportunidad que me habéis dado de vivir miles de experiencias maravillosas,llenas de sentimientos,compañerismo,amistad y compromiso,con amor y siceridad.
    Volveré,pero nunca se podran repetir las experiencias vividas.
    Muchas gracias y hasta siempre.
    Mercedes

Comentar

0

Tu carrito